Lo habitual es que los fondos fotográficos vengan en rollos, a no ser que sean de tela. Por lo cual son necesarios unos soportes en los que vaya sujetado el rollo y te permita enrollar y desenrollar fácilmente. Existen tres tipos de soporte; los que van fijos en la pared o techo, los portátiles y además un tercero que viene a ser una combinación de los dos primeros. Las ventajas y desventajas de cada uno te las pasamos a describir:

Soportes Fijos

Son los que van anclados a la pared o techo, también se les conoce como soporte empotrables de sistema de cadena, tienen una ubicación fija. Sólo tendrías que cambiar un rollo por otro para tener un fondo diferente o usar varios soportes con fondos diferentes en cada uno. Vienen para colocar uno, dos o tres fondos.

Su principal ventaja es la comodidad, ya que no hay que estar ubicando, instalando y desinstalando los accesorios una y otra vez. Lo fijas a tu pared o techo una vez y listo. Luego mediante una cadena con la que viene se facilita el desenrollar y enrollar tu fondo cuando lo uses.


Son mucho más firmes que los soportes portátiles, es decir es complicado por no decir imposible que se caiga tu pared al tropezar y por consecuencia se caiga también tu fondo, en cambio tropezar con tus parantes y que se caigan es más fácil,  claro siempre que todo esté bien instalado o que tus parantes sean muy frágiles.

Lo malo es que los soportes fijos (obviamente) sólo pueden estar en un sitio. Si necesitas, por lo que sea, usar tu fondo en exterior o no tienes un lugar fijo para tus sesiones necesitarás soportes portátiles. Porque claro a tono de broma no es posible llevarte de un lado a otro la pared de tu estudio.

Soportes Portátiles

Se tratan, normalmente de parantes tipo trípodes similares (a veces los mismos) a los que se utilizan para colocar las lámparas de estudio, o los flashes portátiles, pero que tienen además una barra horizontal, que se pasa por el interior del núcleo del rollo. Son totalmente plegables y desmontables, con lo que ocupan un relativo poco espacio para guardarlos y suelen traer una bolsa para almacenarlos.

Esta opción no trae el sistema de cadena para enrollar o desenrollar el fondo, con lo cual se complica un poco esta tarea ya que generalmente se puede deslizar el largo del rollo. Por lo que es imprescindible usar un par de buenos ganchos.

Soportes Combinados

Este tipo de soporte es el más versátil (es como una combinación de los dos primeros) Te permite fijar tu fondo a la pared o techo y/ó usarlo portátilmente con unos parantes.

Simplemente se instala el soporte de sistema de cadena sobre los parantes prescindiendo de la barra horizontal. Además, la base del soporte de cadena tiene una sección llana que al subir los parantes se puede pegar al techo generando mayor estabilidad. Es adecuado o recomendado para fondos de vinil con núcleo de aluminio, pero también se puede usar con fondos de cartulina.

Pin It on Pinterest

Abrir chat
iMagic Chat